Códigos Elaborados y Restringidos en las Clases Sociales.




Addit Andrés Fontana, M.A.

El pensamiento teórico del sociólogo británico Basil Bernstein postula que el éxito social de los miembros de un grupo y su acceso a ciertos privilegios sociales dependen directamente del grado de organización de sus mensajes lingüísticos.

Teóricamente hablando, el sistema de reglas lingüísticas puede producir un número infinito de diferentes formas de habla. Sin embargo, tomando en cuenta que las relaciones sociales controlan la comunicación, este número infinito de posibilidades se ve limitado por el conjunto de reglas sociales que regulan su ocurrencia. Las diferencias en la forma de habla son determinadas por factores sociales y psicológicos, reflejo de estos factores es el uso que de la lengua hacen los individuos de la clase baja y de los de la clase media.


Decimos que un hablante emplea el código amplio, cuando puede hacer uso extenso de las posibilidades estructurales que ofrece la lengua, mientras que aquel que emplea el código restringido utiliza solamente parte de estas posibilidades y, por tanto, a menudo no logra verbalizar pensamientos complejos ni relaciones lógicas: frecuentemente tiene que recurrir a señales no lingüísticas para comunicarse. Este tipo de conducta verbal trae como consecuencia operaciones mentales inadecuadas, resultado de la pobreza de medios de expresión.

En la determinación de las clases sociales, es de primordial importancia la definición de la posición socioeconómica, ésta se refiere al rango de ingresos de la familia en la jerarquía social. Por otra parte, el nivel educativo también resulta importante en este sentido y se mide por el grado de manejo de las estrategias intelectuales, sobre las que está basado el proceso educativo.

En síntesis, el tipo de código que manejan los diversos estratos sociales se determina en gran parte por la forma en que en cada uno de ellos se enseña a los niños a asumir los distintos roles necesarios para la socialización.

Las principales agencias de socialización en las sociedades contemporáneas son la familia, el grupo de compañeros (grupo de pares), la escuela y el trabajo. Es a través de estas agencias y, en particular, a través de sus relaciones recíprocas, que los diferentes principios de organización de la sociedad se manifiestan.


El autor es educador del nivel medio.
EMAIL: additfontana@hotmail.com